CARTA AL CURADOR-ENGAÑADOR

Sr. Curador de Arte Contemporáneo:

Le escribo para informarle que le quedan los días contados.

Hasta el cansancio hemos tenido que escuchar, leer y asentir (con muchas dudas) a su oficio, sus textos y filosofía llena de “hipérboles recontextualizadas en el pretexto del texto suplamperfecto”, mierditas como ésta están en cada frase de su verborrea que nadie entiende, ni siquiera su séquito de artistas que compraron la pescá del arte contemporáneo (un método de crear productos que no son arte, ejemplo de una cultura en decadencia), cuyo engaño avalado por usted, ha terminado por aburrirnos al insistir que debemos admirar esas mierditas pasadas por arte, y si no comprendemos sus postulados filosóficos y mecanicistas, Ud. nos dice que “somos unos burros, no tenemos el coeficiente intelectual suficiente para comprender”.

Le escribo para informarle que le quedan los días contados como engañador y vestir los colores de la institución que lo avala como “curador” que profesa desde un sitial de prestigio robado a fuerza y durante décadas a los artistas –a los verdaderos artistas, no a los falsos-, dejando entrever lo más obsceno de la condición humana y engendrada en: el arribismo, el elitismo, el clasismo, el mecanicismo (la deshumanización de lo poco de humanidad que le queda al ser actual), y lo que es peor, el propiciar que todo lo anterior se cumpla desde el engaño y el control de las instituciones artísticas que compraron la misma pescá.

Entonces, Sr. Curador, usted no es más que un expropiador del sitial que le pertenece a los artistas –vuelvo a recalcar: a los verdaderos y no a los falsos- del verdadero y no del falso arte, de aquel que no necesita sus “hipérboles recontextualizadas en el pretexto del texto suplamperfecto”, sino por el contrario, se necesita a sí mismo y al público común y corriente. Entonces, su mierdita hoy termina por desparramarse en funditos de poder de las instituciones pero no llega al público común y corriente del que Ud se distancia y que enjuicia como “tonto”.

En esta situación el verdadero artista se encuentra acorralado y sacado de su sitial que Ud. le ha robado con su muñequeo político e intelectualoide (su culebra). Pero tenga cuidado, porque ya nos hemos percatado de su proceder. Por eso le informamos que hoy empieza a emerger como un poderoso gigante un nuevo arte, el que vaticina la muerte del anti arte- la muerte del arte contemporáneo que Ud tanto idolatra, el que será reemplazado por el AGÚ (el primer vocablo que dice un niño y origen de todo lenguaje e idioma; el despertar social de una nueva época), el cual, le va a pegar 1000 patadas en el culo a todo su “hipérboles recontextualizadas en el pretexto del texto suplamperfecto” que nadie entiende y que por lo demás, a nadie le interesa.

En definitiva, Sr. Curador, váyase al lugar de donde vino, a la filosofía, y sino puede regresar, váyase a la chuchaesumare.

Atte.

Andres Ovalle

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s